El artículo de hoy es una reflexión sobre el mal uso de las redes sociales, desde mi punto de vista. Te lo voy a contar con una historia de restaurantes.

 

Estoy casi seguro que habrás escuchado la noticia que hubo una persona que esta pasada navidad le tocó el gordo de la lotería primero, y el sorteo del niño después. ¡Qué afortunado! Ni más ni menos que a mi amigo Hugo (le pusieron ese nombre por Hugo Sánchez, su padre era madridista).

Con tanto dinero Hugo no sabía que hacer ni en qué invertir, y de las diferentes posibilidades sobre las que estuvimos hablando, Hugo se decantó por abrir, no uno ni dos, sino tres restaurantes en la ciudad: uno de comida española, otro de comida mexicana y otro de pizzas y hamburguesas.

Anda. Pues ya voy a estar dejando de llenar los bolsillos al restaurante tal o cual, pensé yo. Cuando salgo, esos tres son los tipos de restaurante a los que suelo ir, así que desde ahora iré al de mi querido amigo. Además, tengo que ayudarle a despegar… ¡Y qué coño, seguro que alguna vez que otra me hará una rebaja o me invitará!, pensé.

Al ser tres restaurantes en principio con un tipo de comida diferente, Hugo optó por tenerlos repartidos por la misma zona de la ciudad, así podría atenderlos a todos. Y si el padre de Hugo era madridista, Hugo ha salido también blanquillo, pero del Sevilla F.C., como tiene que ser. Así que no se le ocurrió otra cosa que emplazar sus tres locales cerca del templo sevillista.

La hamburguesería – pizzería justo en la Avenida de Eduardo Dato, frente por frente al mosaico de gol sur del Sánchez-Pizjuán. El mexicano en la zona del Edificio Viapol. Y el de comida española, frente por frente del Centro Comercial Los Arcos. Tres lugares estratégicos en el barrio de Nervión.

El cabroncete este triunfa, pensé yo.

El problema llegó cuando, uno por uno, fui a comer a cada uno de los tres restaurantes de Hugo. La hamburguesería – pizzería con carteles y colores llamativos, al más puro estilo yankee. En el mexicano, todo estaba adornado al rededor de un magnífico mural que contenía una gran dalia (la flor representativa del país) y con paisajes de todo tipo. El restaurante español, más que español, hacía referencias a Sevilla.

Todo magnífico. Aparentemente, ningún problema.

Aparentemente.

 

mal uso de las redes sociales

 

 

El problema llegó a la hora de escoger la comida. No tengo memoria fotográfica, pero sí me di cuenta que en los tres restaurantes la comida era prácticamente idéntica. Las tres cartas eran un batiburrillo en el que se mezclaban la comida española, mexicana y las pizzas y hamburguesas.

¿De qué le sirve entonces tener tres restaurantes, a priori diferentes, si al final en todos va a servir lo mismo?

¿Cuando tú tienes ganas de comerte un buen serranito con muchas papas y salsa ali oli se te ocurriría ir a una pizzería o a un restaurante mexicano?

¿Si te apetece una doble cheese burguer con mucho keptchup irías a un mexicano o español?

¿Si te apetece comida picante, dónde irías?

Entonces, Hugo, ¿por qué tiene en sus tres restaurantes una carta casi idéntica?

 

Entonces, a ti, querido amigo o amiga… ¿Me explicas para qué tengo que seguirte, a ti o a tu marca, en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn…? Si eres como Hugo, en todos aplicas el mismo recetario. En todas las redes el mismo artículo el mismo día. La misma foto. El mismo vídeo. 

O yo no me he enterado aún cómo funciona esto de las redes sociales, o no me lo termino de explicar.

¿Qué piensas?

 

PD1: Ojo, el burro por delante, yo soy el primero en cometer el error.

PD2: No tengo amigos que se llamen Hugo, y menos que le haya tocado la lotería 😉

 

ManuelMiranda
Sígueme

ManuelMiranda

Te ayudo si eres escritor y quieres que tus obras adquieran una mayor difusión, tengas un mayor número de lectores, otras editoriales se interesen por ti (o alguna editorial se interese por fin por tus obras), quieres autopublicar tus obras, ser más conocido y más reconocido, y que tus obras adquieran la dimensión que requieren por el gran trabajo que has llevado acabo para sacarlas a la luz, gracias al marketing digital.

También si eres una editorial y necesitas que los autores de tu firma sean más conocidos, más reconocidos, y tengan una mayor presencia 2.0 que revierta en conseguir un mayor número de lectores, puedo ayudarte a conseguirlo.

Ayudo a pymes, profesionales y marcas en la gestión integral de la marca online y offline mediante procesos que abarcan desde la creación de plan de Social Media Marketing y contenidos para la web y redes sociales, hasta gestionar y monitorizar redes sociales, SEO, email marketing, creación de blog en WordPress, asistencia y cobertura online de eventos de la marca, comunicación corporativa y branding.

Desde 2007 dirijo y presento programas de radio en una emisora local de Sevilla.

Ldo. en Economía.
ManuelMiranda
Sígueme
A %d blogueros les gusta esto: